El mes de febrero registró un fuerte incremento en las ventas de vehículos, un 17,8%, con un volumen de 68.763 unidades. Este dato es significativo, pues estamos comparando periodos homogéneos, en los que estuvieron vigentes los Planes Pive.

Señalar, en este sentido, que los dos primeros meses del año el mercado español acumuló un crecimiento del 13,1%, con un total de 122.199 turismos matriculados.

Los Planes Pive han mejorado sustancialmente la eficiencia del mercado y han provocado un incremento considerable de los vehículos de menos emisiones. En el escenario pre Pive y pre Pima Aire, los vehículos gasolina con eficiencia energética de categoría A y B suponían el 48,9% del mercado.

Ahora, su cuota es del 76%. Por su parte, en diésel la presencia de los vehículos con eficiencia energética de categoría A y B pasó del 53,5% al 64%.

Por canales, el de particulares empujó al alza, una vez más, el mercado, con un incremento del 33,5% y un total de 36.008 matriculaciones. En los dos primeros meses del año, este segmento acumula unas matriculaciones de 67.754 unidades con una subida del 23%.

El de empresa, después de un arranque de año negativo, registró en febrero un incremento del 9,3%, con un total de 15.680 matriculaciones. Este canal, en los dos primeros meses del año, muestra una tasa negativa del 0,8%, con un volumen de 30.858 matriculaciones.

David Barrientos, director de Comunicación de Anfac, expuso que "el Plan Pive 5 continúa su ascenso imparable y lleva al mercado de turismos a registrar un incremento de dos dígitos en el mes de febrero".

"Después de tres meses, todos los canales del mercado vuelven a registrar alzas, registrándose el mejor arranque del año desde 2010. El Plan Pive 5 acumula ya más de 35.000 operaciones en apenas un mes, con un fuerte ritmo de operaciones", añadió.

En palabras del presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "las buenas cifras de ventas evidencian cómo los planes de ayudas deben mantenerse hasta que la curva económica de la microeconomía se normalice: sólo así podremos activar esa bolsa de dos millones de potenciales compradores que actualmente está retenida a la espera de que el crédito comience a fluir y la recuperación macro se traslade a la calle".

El dirigente agregó que los concesionarios han hecho sus deberes en estos años, tienen sus estructuras muy ajustadas y están listos en la parrilla de salida para arrancar en cuanto la macroeconomía tenga su influjo sobre la economía de andar por casa. "Es importante recordar que los planes de ayudas están evitando el desplome de un sector estratégico y de un mercado que sin incentivos hubiera cerrado el pasado año en unas 600.000 unidades, frente a las más de 722.000 que finalmente se alcanzaron".

Finalmente, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, admitió que esperaba este buen dato de ventas, ya que a lo largo de febrero han seguido matriculando muchas de las operaciones que teníamos paradas antes de la aprobación del Pive 5.

"Estamos notando también más confianza entre los compradores, lo cual es un cambio de tendencia respecto a lo que ocurría hace solo unos meses. El Pive 5 está funcionando y, lo que es más importante, respondiendo a las necesidades de esas familias que tenían pensado cambiar de coche pero que no se atrevían, dado el contexto", matizó.

La buena marcha del Plan también se debe a un mejor acceso de los clientes al crédito, sobre todo gracias al esfuerzo que están haciendo las marcas. "Viendo nuestra cartera de pedidos, somos optimistas, confiamos en que el primer trimestre se cierre con unas cifras bastante por encima de las del ejercicio pasado", concluyó Roura.