Las ventas de coches usados se redujeron un 7,3% en los siete primeros meses del año, hasta situarse en 886.941 unidades, lastradas principalmente por el descenso del 10% en las ventas a particulares, que protagonizan ocho de cada diez operaciones, según los datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

El informe de la asociación, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, señala que únicamente las empresas aumentaron sus adquisiciones de usados hasta julio, con un alza del 13,7% que eleva hasta cerca del 16% su cuota de mercado. Por su parte, los 'rent a car' redujeron sus compras en un 28,2%, aunque debido a su volumen casi anecdótico tuvieron un escaso impacto en la evolución del sector.

El estudio refleja cómo la caída del consumo, la incertidumbre económica y la falta de financiación continúan obstaculizando el crecimiento del mercado de ocasión. Pese a ello, la relación de ventas VO/VN se eleva una décima porcentual en lo que va de año, hasta situarse en 1,9 a 1, debido al mayor desplome sufrido por las matriculaciones.

Además, el único segmento de usados que aumentó sus operaciones fue precisamente el de los más veteranos, aquellos que superan los diez años de antigüedad, con un ligero repunte del 2%, con lo que ya protagonizan casi la mitad (47%) de las ventas de usados.

Por el contrario, la presencia de los coches seminuevos y de menos de tres años se redujo un 17,7% hasta julio, descenso que también se hizo extensivo a los vehículos de entre tres y cinco años (-22,1%) y a aquellos que cuentan con entre cinco y diez años (-8,6%).

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, destacó que el perfil de vehículo de ocasión que mejor está resistiendo la crisis es el de vehículos de más de diez años de edad realizadas por profesionales, que aumentan un 13,8% en lo que va de año.

"Se trata de vehículos muy asequibles y cubiertos por ley con una garantía de entre uno y dos años, además de ofrecer la seguridad de haber pasado todas las revisiones y mantenimientos. Si a ello le sumamos el disponer de un contrato de compraventa declarado exento de cláusulas abusivas, es fácil comprender por qué los compradores están apostando por esta alternativa", indicó el responsable de la asociación.

Como ya ocurrió en otras ocasiones, estos datos contrastan con los aportados por Faconauto (proporcionados por MSI) que hablaban de que sólo en el mes de julio las ventas crecieron un 50%.