Durante los primeros seis meses del año las transferencias de coches usados han crecido un 8% respecto al primer semestre del 2011, con un total de 809.607 unidades, según los datos que MSI elabora para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO).

En junio el número total de transferencias alcanzó las 149.565, según los mismos datos, lo que supone un incremento del 16% si lo comparamos con junio de 2011. Se mantiene la proporción de dos vehículos usados vendidos por cada vehículo nuevo en consonancia con la debilidad del mercado del coche nuevo.

"La crisis nos ha traído esta tendencia y creo que seguiremos viendo durante mucho tiempo esta preponderancia de las ventas de coches usados sobre las de coches nuevos, lo cual nos acerca a lo que ocurre en el resto de Europa, donde la ratio VO-VN es de casi 3 a 1", ha dicho hoy el presidente de FACONAUTO, Antonio Romero-Haupold.

Por canales de procedencia, hasta junio el 56% del total de operaciones se han realizado entre particulares, incrementándose este canal un 4%. Por su parte, los profesionales (concesionarios y compraventas) acapararon el 41% del total y son los que están impulsando el mercado, registrando un incremento del 17% en el número de transferencias en el primer semestre.

Por edades, los coches más viejos y baratos siguen protagonizando el mercado. Así, en lo que va de año, el 41% del total correspondió a modelos con más de diez años de antigüedad, mientras que los que van de 0 a 5 años supusieron el 29%, igual que los que se sitúan en la franja de 5 a 10 años.