Las matriculaciones de camiones y autobuses sumaron 985 unidades durante el pasado mes de abril, lo que supone un descenso del 17,3 % en comparación con el mismo mes de 2012, según las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Durante los cuatro primeros meses del año las ventas de vehículos industriales se situaron en 3.999 unidades, lo que se traduce en una disminución del 18,5 % en relación con el mismo período del ejercicio precedente.

El mercado de camiones y autobuses sigue sin dar ninguna señal de recuperación y en mínimos históricos, a diferencia de otros mercados como el de turismos o de comerciales ligeros, que repuntaron en abril pasado favorecidos por la presencia en el calendario de dos días hábiles más y por los planes de incentivos.

Anfac, Faconauto y Ganvam destacaron que los vehículos industriales son especialmente importantes para la economía, aunque sus ventas están lastradas por la falta de actividad y los problemas de acceso al crédito.

Insisten, asimismo, en que uno de cada dos vehículos industriales tiene una antigüedad superior a diez años, lo que origina un deterioro de la seguridad vial, mayores consumos y peor calidad del aire.