La proximidad del fin de las ayudas del Plan Pive 2 para la compra de vehículos disparó las matriculaciones de automóviles en un 25,4% durante la primera quincena de julio, hasta alcanzar las 34.138 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) facilitados a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

Las ventas a particulares, que son los principales beneficiarios del plan de incentivos, aumentaron un 45,7% a lo largo de la mitad de este mes, hasta las 17.054 unidades, con incrementos de dos dígitos en todas las comunidades autónomas sin excepción.

El segmento de alquiladoras también presentó un importante crecimiento del 31,2%, hasta las 9.439 unidades, gracias al fuerte impulso de algunas comunidades autónomas como Galicia o Madrid, donde las ventas se incrementaron un 146% y 58,6%, respectivamente, en este periodo.

Únicamente el canal de empresas marcó nuevamente números negativos, con una caída del 8,2% y un total de 7.645 unidades en la quincena, debido a las restricciones al crédito y la falta de confianza en la evolución de la economía, que está llevando a muchas corporaciones a retraer sus inversiones en la compra de flota.

En palabras del presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "los últimos coletazos del Pive están animando el mercado en un mes que además es tradicionalmente bueno para la venta de automóviles".

"Los consumidores necesitan un empujón económico y de confianza para embarcarse en la compra de un coche y, sin duda, las ayudas de hasta 3.000 euros que contempla este plan han servido de estímulo", agregó.

La Asociación de Vendedores considera que el gobierno tiene la firme voluntad de renovar el Plan Pive de incentivos a la compra de automóviles, máxime si se tiene en cuenta el éxito de las dos ediciones anteriores pero, sobre todo, que no son un dinero a fondo perdido sino una "inversión con retorno", ya que por cada euro invertido el gobierno recupera tres vía impuestos.

En un mapa por comunidades autónomas, todas cerraron la primera quincena de julio en positivo, con Extremadura ( 60,8%) como principal impulsor del mercado, por delante de La Rioja ( 50%), Navarra ( 48,3%) y Murcia ( 48,2%).