El mercado de vehículos comerciales cerró diciembre con un fuerte crecimiento del 45,2%, el mayor del año, con un total de 8.467 matriculaciones. En este sentido, el último mes del curso consolidó la tendencia alcista de este mercado desde abril, con nueve meses de crecimientos consecutivos.

En total, durante el año 2013 se registraron 85.392 matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 11,3%. Tras dos años de descensos, este mercado evidencia un signo positivo, muestra de la recuperación que está viviendo la automoción.

Sin duda, el Plan Pima Aire ha sido un revulsivo para un mercado que antes de su  aprobación se movía en tasas de caídas próximas al 20%. Indicar que en el último trimestre del año las tasas medias de crecimiento fueron del 34%.

Pese a estos datos positivos, el parque de furgonetas sigue siendo muy antiguo y es necesario continuar con las políticas de incentivos, para consolidar la renovación del parque de vehículos comerciales, con una media de edad por encima de los diez años.

España también se diferencia en positivo de la Unión Europea. Gracias al impulso del Plan Pima Aire, el mercado de vehículos comerciales es, junto con el Reino Unido, los únicos - entre los principales - que albergan tasas positivas de crecimiento.