Autodocta, la asistencia técnica de Autodata, explica que un Kia Carens 2013 produce un ruido anormal en la parte trasera del vehículo al circular por firme irregular o pasar por badenes. El ruido se ha escuchado en la prueba de conducción y podría provenir de la suspensión trasera, pero no se localiza su origen cuando se examina visualmente el vehículo en la rampa.

Desde Autodata confirman la existencia de un ruido de la suspensión trasera de los Kia Carens fabricados hasta el mes de enero de 2014. El ruido se debe al diseño deficiente de la arandela antifricción del casquillo delantero del brazo de arrastre trasero.

Pra resolver el problema, la asistencia técnica aconseja dar los siguientes pasos:

  • Desmontar la rueda trasera.
  • Desconectar del brazo de arrastre el soporte de fijación del cable del freno de estacionamiento y del cableado del sensor de velocidad de rueda del ABS.
  • Quitar el tornillo delantero del brazo de arrastre trasero y bajar el brazo de arrastre.
  • Desmontar y desechar la arandela antifricción del casquillo delantero del brazo de arrastre trasero (ver foto).
  • Montar una arandela antifricción nueva en el casquillo delantero del brazo de arrastre trasero y ensamblar los componentes. La arandela se puede adquirir en el Departamento de Repuestos de Kia.
  • Repetir el procedimiento en el lado contrario.
  • Hacer una prueba de conducción para asegurarse de que se haya eliminado el ruido de la suspensión.