Bosch muestra mediante un vídeo las ventajas de su asistente de aparcamiento automático, que conduce un vehículo para entrar en un espacio de aparcamiento seleccionado.

En otras palabras, frena, acelera, gira y controla tanto el motor como la transmisión, además de accionar el freno de mano y parar el motor cuando ha aparcado.

Asimismo, de forma opcional, el conductor puede controlar la maniobra de aparcamiento mientras está fuera del vehículo, usando un botón en la llave o su smartphone.