La empresa de tecnología Continental presenta en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2015 (IAA) sus pilares fundamentales para avanzar hacia la conducción automatizada. "Estamos trabajando en la posibilidad de ofrecer movilidad asequible con tres aspectos claves: cero accidentes de tráfico, aire limpio y vehículos inteligentes con más ventajas", explica Elmar Degenhart, presidente del Consejo Ejecutivo de Continental.

 

Continental es uno de los principales pioneros de la conducción conectada y automatizada y considera que la clave para conseguir la cifra de 'cero accidentes' está en los sistemas de asistencia a la conducción. Según la firma, la conducción automatizada será aceptada si la gente confía en la tecnología y en cómo pueda garantizar que los conductores sepan en todo momento lo que su coche tiene previsto realizar.

Degenhart considera que gracias a la electrónica y al software dejamos en manos del conductor decidir cuándo utilizar las funciones automatizadas de conducción y, aunque se desactiven, nuestros sistemas avanzados de asistencia seguirán protegiendo al conductor.

"Nuestro trabajo nos hace pioneros para conseguir una conducción totalmente automatizada. La tecnología que estamos desarrollando está más cerca de utilizarse en carretera. Por este motivo damos la bienvenida al establecimiento de zonas para realizar pruebas digitales como las aprobadas o las que están en proyecto en varios estados alemanes. Ha llegado el momento de los legisladores asienten las bases legales para el uso diario de la conducción automatizada", insta a continuación.

Los seis retos de la conducción automatizada

Estamos desarrollando los componentes y sistemas necesarios para la conducción automatizada de todo el mundo, en Estados Unidos, Japón, China y Alemania, apunta Degenhart. Nuestros ingenieros abordan seis retos fundamentales: tecnología de sensores, conectividad, diálogo hombre-máquina, arquitectura de sistemas, fiabilidad y la aceptación de la conducción automática.

Tecnología de sensores: conseguir la cifra de 'cero accidentes' ya no es una utopía. Los sistemas avanzados de asistencia al conductor con sensores pueden registrar el área alrededor del vehículo igual o incluso mejor que un humano. Los retrovisores pueden ser reemplazados por sistemas de cámaras que no sólo aumentan la seguridad, sino que también reducen las emisiones de CO2 de los turismos y vehículos comerciales.

Para la fusión de sensores y para evaluar los datos del sensor, Continental trabaja en el uso de inteligencia artificial. Con el tema de la seguridad a través del aprendizaje, Continental ha puesto en marcha un proyecto de investigación con la Universidad Técnica de Darmstadt llamado PRORETA 4, que explora los sistemas de autoaprendizaje y la inteligencia artificial.

Conectividad: Internet se convertirá en el sexto sentido del coche. Continental está trabajando en un potente sistema que proporcionará información de alta precisión sobre el tráfico. La base de este sistema es que los datos del sensor se compartirán entre los usuarios de la carretera.

Diálogo entre hombre y máquina: ¿cuál es la estrategia a seguir si el vehículo llega a una salida de autopista en modo totalmente automático y en ese momento el conductor se supone que debe tomar el control de nuevo? Continental presentará un puesto de conducción que permitirá la interacción entre vehículo y conductor para un mayor control del vehículo.

Arquitectura del sistema: La gran cantidad de datos que tendrán que gestionar los futuros sistemas de conducción automatizada requerirán una arquitectura electrónica potente y fiable.

Fiabilidad: es fundamental que con la conducción automatizada, y en el caso de un mal funcionamiento del sistema, el vehículo sea capaz de continuar su camino con seguridad o poder realizar una parada de forma segura y controlada.

Aceptación: según Continental, la conducción automatizada será aceptada si la gente confía en la tecnología. Los fabricantes de sistemas de asistencia a la conducción y de información están trabajando en asentar las bases para la aceptación de estas soluciones en el futuro.