Las soluciones de gestión de taller de Connection Soft Service (www.css.es) son, una vez más, pioneras en la incorporación de mejoras que aportan agilidad, control y seguridad en el proceso de reparación del automóvil, incrementando la percepción de calidad de todos los eslabones de la cadena.

"Ahora nuestras soluciones incorporan la funcionalidad de firma electrónica, el equivalente electrónico de la firma manuscrita del cliente. Una ventaja competitiva que potencia, aún más, las virtudes del software de gestión de taller en la nube de CSS", asegura Juan Sanguino, director de proyectos de CSS.

A groso modo, la firma electrónica, concepto diferente al de firma digital, es un conjunto de datos que nos permiten acreditarnos y cerrar acuerdos por medios electrónicos con el mismo valor a efectos legales que la firma manuscrita, tal y como recoge la ley 59/2003, de 19 de diciembre.

La aplicación de la firma electrónica facilita la identificación del cliente, la integridad de los datos y el no rechazo de los mismos. Agiliza y da seguridad al proceso, garantizando que el taller disponga de toda la documentación legal necesaria para acometer la reparación con el consentimiento del cliente.

Además, y gracias a la aplicación móvil de gestión de taller y recepción activa de CSS, iTaller, el proceso es aún más visual e intuitivo.

Cuando el vehículo llega al taller, el asesor de servicio, junto al cliente, identifica las trabajos a realizar, asignando en el mismo momento los recambios y materiales necesarios, que quedan incorporados automáticamente a la orden de reparación.

Una vez concluido este proceso, el cliente puede firmar el resguardo de depósito o presupuesto de reparación directamente en el iPad o tablet desde el que se realiza la recepción activa del vehículo. La documentación se envía automáticamente al email del cliente y queda incorporada (y correctamente catalogada), en el archivo documental del taller para su consulta.

El proceso de recogida y firma de la factura es igual de sencillo y transparente para taller y automovilista, con el consiguiente ahorro de tiempo para ambos.

Del mismo modo, y gracias a la funcionalidad de fotoperitación de iTaller, la gestión del siniestro con la compañía de seguros es más rápida y confiable, ya que con apenas dos clics todos los eslabones implicados en la reparación del vehículo comparten, de manera segura e inmediata, la información necesaria para gestionar cada parte.