La forma más segura de viajar en un vehículo es sentado en el asiento del coche usando el cinturón de seguridad. Un asiento oscilante es una solución que permite a los usuarios con silla de ruedas poder hacer esto.

Autoadapt, fabricante sueco de soluciones de adaptación para vehículos, acaba de presentar una nueva versión de su Turny Evo, el primero de sus dos asientos oscilantes que llega este año al mercado.

 

La característica clave de Turny Evo sigue siendo la misma, aunque cuenta con algunas mejoras destacadas en la comodidad, facilidad de uso, instalación y lo más importante, seguridad.

Peter Wahlsten, vicepresidente ejecutivo de Autoadapt, considera que todo el mundo debería disponer de la misma seguridad, pero cuando viajas en un vehículo sentado en una silla de ruedas has de aceptar un bajo grado de seguridad.

"Sin un apoyo adecuado para la cabeza y el cuello es prácticamente tan malo como no llevar el cinturón de seguridad puesto", indica el dirigente.

Todos los asientos oscilantes de Autoadapt son a prueba de choques y han sido aprobados según los mismos estándares que se aplican dentro de la industria de la automoción, un choque de 20 G con un muñeco de choque de 76 kilos.