Según algunos estudios realizados, la posibilidad de tener un accidente de tráfico es el doble de noche que de día. Y en la Unión Europea, más de la mitad de accidentes con peatones involucrados se producen de noche. La falta de visibilidad y el deslumbramiento por parte de los vehículos que vienen en sentido contrario son las causas más frecuentes. En este sentido, Bosch cuenta con el sistema Night Vision, que ofrece un campo de visión tres veces mayor que las luces de cruce habituales, apoyadas por infrarrojos para que el conductor no tenga problemas en identificar ningún obstáculo. En este vídeo, la compañía alemana explica su funcionamiento.