A partir del 1 de octubre de 2015, todos los vehículos nuevos de la Unión Europea deberán disponer del sistema de llamada de emergencia automática también conocido como eCall. En 2003, más de una década antes de su obligatoriedad, Peugeot lanzaba su Peugeot Connect SOS como sistema pionero en la introducción de esta medida que, según estudios comunitarios, puede llegar a salvar hasta 2.500 vidas al año y reducir las lesiones graves en hasta un 15%.

Su importancia resulta capital para Peugeot, como demuestra el hecho de que en 2014 superará el millón de unidades equipadas con dispositivo eCall. Desde su implantación, la marca ha atendido más de 15.000 comunicaciones y ha gestionado aproximadamente 10.000 intervenciones.
Peugeot Connect SOS no tiene coste para el cliente, no requiere de suscripción específica y opera las 24 horas de los siete días de la semana. Su funcionamiento destaca por la sencillez y actúa en dos modalidades: manual y automática. En modo manual es el conductor el que se pone en contacto con el centro de asistencia al pulsar durante tres segundos el botón de auxilio situado en el panel de instrumentos.
Ante una situación de emergencia en la que se desplieguen los airbags o los cinturones pirotécnicos, es el vehículo el que da paso al modo automático. En esta situación, se ubica mediante geolocalización la posición, inicia la comunicación con el mismo y, en caso de ser necesario, envía los servicios de intervención.
Para contar con eCall en un vehículo Peugeot, este sólo tiene que disponer del sistema Peugeot Connect o de navegación GPS Wip Com o Wip Com 3d. Peugeot Connect SOS está operativo en la amplia mayoría de modelos de la gama, como el Peugeot 208, la berlina familiar 508 y el coupé deportivo RCZ. Y por supuesto en los últimos lanzamientos: Peugeot 2008, nuevos Peugeot 3008 y 5008 y en el revolucionario Nuevo Peugeot 308.