En los SEAT Toledo (KG3) año 2017, fabricados entre junio y octubre de 2016, existe la posibilidad de que el pretensor de los cinturones de seguridad no sea adecuado, recoge una red de alerta (Nº: CCAA-253/2017) de la Agencia Aecosan.

Debido a una conexión defectuosa, partes del sistema pirotécnico (microgenerador de gas) pueden salir de su ubicación en la activación en caso de accidente y entrar en el interior del vehículo.

La empresa SEAT ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para sustituir los cinturones de seguridad.