Imafensens2ginen. Un dispositivo que se ajusta en cada matrícula, que se comunica con el teléfono (android o iphone) mediante bluetooth y éste, mediante una sencilla interfaz, avisa por vibración o ruido de la proximidad de los otros

vehículos al aparcar. Más o menos igual que los sensores tradicionales de aparcamiento, pero mucho más barato: 90 euros (99 $) en su oferta de lanzamiento (luego costará 150 $, unos 135 euros). Eso es lo que propone FenSens.

El dispositivo es fácil de instalar, pues basta apretar unos tornillos de seguridad (antirrobo, similares a los que existen para las ruedas) con un destornillador especial que se adjunta y colocarlo en cada placa de matrícula. Según sus responsables, en menos de 5 minutos está listo para ser usado, sin necesidad de cables ni de conocimientos de mecánica o electrónica.

El aparato sólo tiene una pega (menor), y es que su batería dura unos cinco meses, por lo que, pasado ese tiemppo, debe desmontarse y cargarse en menos de dos horas en cualquier enchufe (lleva una toma miniUSB similar a la de muchos teléfonos móviles) para aguantar otros cinco meses.