En los Renault Talisman, fabricados entre el 17 de mayo y el 18 de julio de 2016, podría producirse un funcionamiento anómalo del dispositivo de seguridad infantil del vehículo tras ponerlo en la posición “condenación activa”, que podría desencajarse al cerrar la puerta.

Según una Red de Alerta (Nº: CCAA-184/2017) de la Agencia Aecosan, Renault España ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Junta de Castilla y León el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para proceder a la sustitución de la cerradura trasera completa si la prueba de esfuerzo resulta no conforme.