Google vuelve a estar en boga de todos por el lanzamiento de Android M, su nueva apuesta para trasladar el sistema operativa a los módulos de info-entretemiento en los automóviles. Su gran novedad reside en que se trata de una plataforma independiente, sin ningún tipo de dispositivo móvil de por medio.

 

El gigante de la comunicación ya presentó en una reciente conferencia el software de Android que todos conocemos, pero rediseñado y reinventado para el coche, optimizado para el uso de comandos de voz bajo Google Now.

El nuevo Android M es un nuevo ecosistema digital que permitirá acceder a Internet, instalar apps o reproducir contenido multimedia en una interfaz especialmente adaptada al vehículo y con todas las garantías de seguridad para conductor y pasajeros.

El sistema se activa en el mismo momento que el conductor gira la llave de contacto, o bien la tarjeta keyless de arranque. Google se enfrenta a grandes retos, sobre todo por las negociaciones con fabricantes, que ni quieren ceder tanto control a terceros ni que su interfaz sea idéntica a la de otro. Recordemos, en este sentido, la demanda de Figiefa de un único protocolo de comunicación, abierto a todos.

En nuestra revista 'Talleres en Comunicación' publicamos en un número anterior un reportaje del presente y futuro del coche conectado, cuya lectura recomendamos.