El aumento de la atención en la eficiencia total del vehículo ha provocado que los proveedores de vehículos los examinen con mayor detalle y descubran nuevas maneras que mejoren el rendimiento.

Como consecuencia de ello, los ingenieros comenzaron a desarrollar herramientas para mirar áreas del vehículo que antes no se contemplaban. Así, los ingenieros del área térmica de Delphi diseñaron fórmulas de éxito en la reducción de ruido.

Un segmento para centrarse en este profundo análisis es el ventilador de calor y aire acondicionado (HVAC). Durante los últimos veinte años, se pensaba que la geometría del ventilador debía ser sencilla y cilíndrica en forma con un abanico radial. En suma, sólo había unos datos estándar de la industria para usarse en cualquier tipo de análisis, que eran datos de un ventilador genérico empleados en aplicaciones de automoción.

"Hemos desarrollado herramientas de simulación y metodologías que permiten el análisis del flujo de aire y un diseño que induce dinámicamente las turbulencias", desvela Felipe Astorri, Ingeniero Jefe de Sistemas y HVAC de Delphi automoción en Europa, Oriente Medio y África.

Las herramientas para el desarrollo de HVAC eran antiguamente estáticas y únicamente podían proporcionar una imagen instantánea de la velocidad del aire y la caída de presión en un momento en el tiempo.

Siguiendo el desarrollo de softwares y estaciones de trabajo de ingeniería más sofisticados, los ingenieros pudieron empezar a utilizar vanguardistas softwares integrados como Computational Aero Acoustics (CAA) y Computational Fluid Dynamics (CFD) para ejecutar simulaciones desarrolladas específicamente para aplicaciones de diseño HVAC.

Estas herramientas de simulación proporcionan perspectiva de los efectos combinados de la circulación del aire y las turbulencias inducidas dentro del ventilador. El siguiente paso fue introducir simulaciones visuales que representaran el ruido, que posibilitó a los ingenieros ver dónde se generaba el ruido y abordar el diseño.

"Nuestros ingenieros también fueron capaces de visualizar el ruido y ajustar la geometría de la rueda del ventilador durante una simulación y así entender claramente el impacto del diseño como una fuente potencial de ruido y turbulencias", recarcó Astorri.

Como resultado, en una industria que lucha por reducir el ruido en dos o tres decibelios, los ingenieros de Delphi han alcanzado hasta siete decibelios de reducción de ruido en su módulo ventilador HVAC, utilizando esta nueva metodología, herramientas de simulación y mediante cambios en la forma de diseño que incluyen complejos ejes geométricos y eficiencia en las hojas.