La empresa Suzuki Motor Ibérica ha comunicado a las autoridades de consumo de Madrid un problema en el Suzuki Jimny y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los clientes para proceder a la revisión y sustitución de los servo frenos afectados.

Algunos servo frenos fueron fabricados de forma inadecuada, lo que supone que la fuerza de asistencia a la frenada mediante el sistema de vacío del motor puede ser menor, con lo que la operación del pedal del freno puede ser más dura y, consecuentemente, la distancia de frenada puede ser más larga.