A mediados de 2019, comenzará la producción del primer vehículo de Polestar como marca propia y diferenciada de Volvo. Se llamará Polestar 1 y ya acepta pedidos. Se trata de un coupé híbrido de 600 CV. Del Polestar 1 se fabricarán un máximo de 500 unidades al año en una fábrica de Volvo en China.

La forma de vender el coche y realizar la posventa serán diferentes a las habituales: un contrato de hasta tres años con el pago de una cuota fija mensual en la que está incluida el coste del seguro y de las operaciones de mantenimiento. En este precio también se incluye un servicio de entrega y recogida del vehículo cuando sea necesario llevarlo al taller, así como un coche de sustitución.

Polestar es una empresa que pertenece a Volvo y que, hasta ahora, se encargaba de preparar las versiones más deportivas como, por ejemplo, el Volvo S60 Polestar. Además del Polestar 1, habrá un Polestar 2 y un Polestar 3. La producción del Polestar 2 comenzará antes de que finalice 2019 y será un turismo de tamaño medio, completamente eléctrico, que competirá con el Tesla Model 3. El Polestar 3 tendrá una carrocería con estilo de todoterreno SUV de grandes dimensiones y también será completamente eléctrico.