Peugeot completa el despliegue de su gama de motores Euro 6 con el segmento de los furgones de gran volumen. El Peugeot Boxer incorpora una nueva gama de motores diésel 2.0 BlueHDi, diseñada y producida por el Grupo PSA. Presente desde 2013 en las berlinas y SUV de Peugeot, la tecnología BlueHDi permite tratar hasta un 90% de las emisiones de NOx y el 99,9% de las partículas, incluso las más finas. Permite, además, optimizar el consumo y las emisiones de CO2.

La nueva gama de motores 2.0 L BlueHDi del Peugeot Boxer ofrece tres niveles de potencia: 110 CV y 300 Nm, 50 Nm más que la mecánica a la que sustituye; 130 CV y 340 Nm, 20 Nm más que la mecánica a la que sustituye; y 160 CV y 350 Nm, 10 CV más que la mecánica a la que sustituye. Están asociados a una caja de cambios manual de seis velocidades. El Stop & Start está disponible en todas las versiones.

Estas motorizaciones BlueHDi hacen posible que el Peugeot Boxer destaque por unos niveles de consumo que van desde 6,0 l/100 Km y 154 g/Km de CO2, lo que supone una reducción de 1,1 l/100 Km y 30 g de CO2 en la versión de 130 CV; una carga útil y una velocidad máxima sin cambios; y una mejora en las aceleraciones: de 0 a 100 Km/h en 4 s y de 80 Km/h a 120 Km/h en 8 s en la versión de 110 CV.

Igualmente, los motores BlueHDi incorporan el dispositivo SCR (Selective Catalytic Reduction), situado antes del FAP (Filtro de partículas), y cumplen con la norma Euro 6 gracias. Su depósito de AdBlue de 15 litros permite una autonomía de 10.000 Km. El llenado del depósito se hace de un modo sencillo, gracias a la trampilla exterior, situada encima de la tapa del depósito de combustible, compatible con los surtidores de AdBlue disponibles en las gasolineras para los vehículos pesados.