La oficina de diseño de motores de Renault Trucks en Lyon (Francia) afirma haber diseñado un prototipo de motor DTI 5 de cuatro cilindros Euro 6 Fase C, utilizando exclusivamente la impresión 3D. De momento, se está trabajando con motores pequeños, aunque, según explica el periodista Jorge Palacios en su blog MotorScopio, se avanzará progresivamente en la aplicación del proceso a motores de mayor tamaño.

De momento, el motor completo se ha preparado primero de manera virtual, con los sistemas informatizados de diseño en tres dimensiones, construyéndose  los balancines y sus soportes con impresoras 3D que usan metal sinterizado (polvo metálico), los cuales han sido probados con éxito en un motor Euro 6 durante 600 horas, aunque no en conducción real sino en banco de pruebas.

De acuerdo a Damien Lemasson, jefe de proyecto en Renault Trucks, la fabricación aditiva permitió rebajar en 120 kilos el peso del motor, un 25% del motor construido por los sistemas convencionales del mismo motor (cuatro cilindros).

La impresora va aportando material capa a capa, lo que facilita la consecución de formas muy complejas. Desde Renault Trucks aseguran que también permite optimizar el dimensionado de las piezas y reducir el número de operaciones de ensamblaje y, por tanto, el número de componentes de un motor. En concreto, en el caso del motor DTI 5, el número de componentes se ha reducido en una cuarta parte, es decir, 200 piezas menos.