Hay veces que al pisar el pedal del freno el volante se desvía considerablemente hacia un lado, lo que trae como consecuencia que el vehículo continúe su marcha en línea recta. Los expertos de Road House coinciden en que el desvío de los frenos es uno de los fallos más peligrosos en un vehículo, sobre todo cuando sucede a altas velocidades. Los coches que tienen este problema son más proclives a sufrir y provocar accidentes.

Cuando se frena, las ruedas de los dos lados no pueden frenar al mismo tiempo: mientras los cilindros de freno de un lado frenan, los del otro se quedan rezagados para que las ruedas puedan girar. Esto puede causar que el vehículo se desvíe hacia el lado de las ruedas que frenan primero.

Las causas del desvío de los frenos puede deberse a diferentes niveles de desgaste de las pastillas o desequilibrio en la acción del cilindro. Por ello, el sistema de frenos debe inspeccionarse para determinar qué componentes fallan.

1. Desequilibrio en la acción del cilindro:

  • Primero hay que echar un vistazo al estado de un cilindro que se ha usado, por ejemplo, durante tres años. En este caso, la cubierta del pistón del cilindro de freno estaría agrietada y el perno guía de la pinza de freno corroído. La corrosión del perno guía de la pinza de freno impide que la pinza se mueva y, por lo tanto, que las pinzas de los dos lados actúen simultáneamente, haciendo que los frenos se desvíen regularmente, tanto a la derecha como a la izquierda.
  • Cuando la cubierta cubre-polvo del cilindro de freno se agrieta, el polvo, la humedad y otras impurezas se cuelan entre el pistón y el cilindro, lo que puede agravar el desgaste y causar fugas en el anillo obturador del pistón. Esto impediría que las pinzas de los dos lados actúen simultáneamente, haciendo que los frenos se desvíen.
  • Puede presentarse una corrosión en el pistón del cilindro y en el perno guía cuando se conduce durante largos periodos sin cambiar el líquido de frenos, o en terrenos en los que el vehículo está expuesto al agua y a otros químicos corrosivos.
  • Si hay aire en los tubos de freno, especialmente en la sección que se encuentra al lado de la pinza de freno, puede afectar a la sincronización de las pinzas de los dos lados, causando que los frenos se desvíen.

2. Diferencias en el rendimiento de fricción de las pastillas de freno:

  • Si el grosor de las pastillas de freno del lado izquierdo y del lado derecho es diferente, el área de contacto con el disco de freno también es diferente y el grado de disipación del calor de las pastillas es inestable. Si se frena con frecuencia, el efecto de la pastilla de menor rendimiento empeorará drásticamente.
  • Cuando hay una fuga de líquido en el cilindro de freno o en el tubo de freno de uno de los lados, este líquido se adhiere a las pastillas, el coeficiente de fricción desciende y hace que los frenos se desvíen. Los expertos coinciden en que el desvió de los frenos es uno de los fallos más peligrosos en un vehículo, sobre todo cuando sucede a altas velocidades.

Diferencias en la presión del neumático

Para frenar, no sólo se requiere fuerza de frenado, sino también que la rueda se adhiera suficientemente al terreno. Si la presión del neumático y el grado de desgaste del lado izquierdo y del lado derecho no se corresponden, el coeficiente de adhesión de la ruedas será diferente, lo que podría desviar los frenos. El desvío de los frenos causado por los neumáticos suele ser irregular, unas veces en el lado izquierdo y otras, en el derecho.

El desvío de los frenos no debe, en absoluto, tomarse como un problema leve; de hecho, puede ser extremadamente peligroso. Por estos motivos, el conductor debe prestar especial atención al sistema de frenos del vehículo para evitar posibles riesgos y, en caso de suceder los problemas anteriores, acudir a su taller mecánico.