En los Volkswagen, modelos CC y Sharan (fabricados en el año 2017), existe la posibilidad de que se haya realizado una unión soldada defectuosa entre el depósito de presión y el soporte del detonador del generador de gas, debido a una desviación en el proceso de fabricación de los módulos de airbag del acompañante.

Al dispararse el airbag del acompañante, éste puede que no se llene con el volumen de gas necesario, disminuyéndose la protección en caso de accidente, informa la Agencia Aecosan en una nueva Red de Alerta (Nº: CCAA-34/2018).

La empresa Volkswagen-Audi España ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para proceder a la sustitución del airbag del acompañante.