Telefónica presentaba, el pasado 10 de abril en Talavera de la Reina, el primer caso de uso de 5G con un minibús eléctrico EZ10 de conducción autónoma, lo que supone el hito inicial del proyecto Ciudades Tecnológicas 5G. Se trata la primera demostración 5G en hacer uso de la banda 3,5 GHz en movilidad y consiste en un vehículo eléctrico autónomo de la compañía EasyMile, en el que se ha instalado un terminal 5G de Ericsson y la plataforma de CarMedia Solutions para disfrutar de contenidos multimedia, servicios digitales y de aplicaciones de oficina virtual durante el trayecto. La cobertura 5G se provee a través de una unidad móvil de Telefónica donde se ha desplegado una antena 5G de Ericsson.

Con este caso de uso se muestran las capacidades del 5G mientras discurre la conducción autónoma, en concreto, la alta capacidad de transferencia de datos y ultra baja latencia a través de la descarga en 'streaming' de contenidos de alta definición; la creación de un entorno de trabajo en el vehículo con aplicaciones de oficina virtual; y la asistencia a la conducción remota a partir del análisis y procesado delos datos de telemetría, enviados por vehículo autónomo en tiempo real.

En palabras de Javier Gutiérrez, director de Estrategia y Desarrollo de Red e Infraestructuras TI de Telefónica España, “la tecnología 5G tiene mucho que aportar en el ámbito del vehículo conectado. Además de la descarga de contenidos multimedia, los vehículos autónomos generan, a partir de la información recogida por los sensores, hasta 4TB de información diaria, por lo que se requiere de un gran ancho de banda para transferir estos datos en tiempo real al borde de la red y de una latencia extremadamente baja. Todo ello de cara a procesar conjuntamente los datos recibidos por los vehículos de una determinada área y proceder a la toma de decisiones, aumentado de este modo la seguridad en entornos vehiculares”.

Por su parte, Jorge Navais, director para la cuenta Telefónica de Ericsson España, ha asegurado que “en tan sólo cinco años, el 20% de la población mundial contará con cobertura 5G, tecnología que tendrá un enorme impacto en la experiencia de los usuarios y la transformación digital de las ciudades e industrias. Ericsson ha firmado 39 acuerdos para iniciar pruebas de 5G en el mundo y para el desarrollo de casos de uso como el que presentamos. Con esta demostración, abrimos una ventana al futuro mostrando cómo las capacidades del 5G pueden beneficiar a la conducción autónoma, un ejemplo del gran abanico de nuevas posibilidades del 5G, permitiendo a Ericsson y Telefónica posicionarse como líderes en la transformación de España hacia 5G”.

Los pasajeros han podido disfrutar de contenidos de producción propia de Movistar y de contenidos turísticos georreferenciados de la ciudad toledana gracias a la plataforma CarMedia. De este modo, a medida que el vehículo autónomo ha avanzado por la ciudad, se ha ofrecido en la pantalla una experiencia multimedia inmersiva contextualizada con el entorno: dónde comer, puntos de interés turísticos e incluso dónde comprar. Por último, la solución ha integrado servicios digitales orientados al mundo empresarial en movilidad, como el acceso a una oficina virtual al simular un entorno de trabajo remoto.

El vehículo eléctrico de EasyMile va equipado con la tecnología más avanzada en conducción autónoma, integrando numerosos sensores (LIDAR, GPS, videocámaras) que permiten analizar el entorno y crear un mapa tridimensional. El vehículo autónomo conectado puede gestionarse remotamente permitiendo el acceso en tiempo real a sus datos de telemetría internos (sensores, localización precisa, velocidad, rango de giro, etc), de modo que se puede actuar sobre él en cualquier instante.