El fabricante de neumáticos Michelin es el responsable de esta iniciativa denominada TREC (Tyre Recycling) y que tiene como principal objetivo amortizar las cubiertas usadas dándoles dos salidas útiles en materia de reciclaje.

 

La primera consiste en la regeneración del compuesto de goma, que servirá para fabricar neumáticos nuevos, mientras las segunda, - bautizada como 'Alcohol' - permitirá producir un componente químico indispensable para sintetizar las materias primas que son necesarias en la fabricación de neumáticos.

El proyecto, que tiene una duración de ocho años y parte con un presupuesto total de 51 millones de euros, se llevará a cabo gracias a la colaboración de las compañías tecnológicas SdTech, Protéus, Michelin, ADEME (Agencia Francesa para el Medio ambiente y gestión de la energía) y CEA (Comisión de Energía Atómica y Energía Alternativa de Francia).

Para Terry Gettys, director de Investigación y Desarrollo del Grupo Michelin, "el proyecto TREC es un ejemplo perfecto de ecoconcepción y nos dará la posibilidad de fabricar neumáticos nuevos eficientes que integren materias primas de calidad, extraídas de usados, gracias a los conocimientos del CEA, Protéus y SDTech".