La aplicación TireCheck, mediante la cámara del móvil, indica si las presiones de los neumáticos del coche son (o al menos parecen) correctas o incorrectas. Para ello, observa la redondez de la cubierta, la compara con su base de datos y calcula si le falta o sobra aire.

Para que la aplicación funcione correctamente, antes es necesario introducir algunos datos del vehículo, como la marca, modelo y año de fabricación. En el caso de que haya que revisar la presión de los neumáticos, la aplicación indica cuál es la adecuada según el vehículo y su carga habitual, es decir, si se circula normalmente muy cargado de ocupantes y equipaje o no.

Sin duda, controlar la presión de los neumáticos es una de esas tareas propias del conductor de un vehículo que, por lo simple y relevante que es, se podría considerar hacer 'obligatoriamente' de vez en cuando, al menos dos o tres veces al año.

La seguridad es la circunstancia más evidente en el que influye el correcto estado de los neumáticos. La presión, el desgaste y el aspecto y tacto de un neumático - que no presenten cortes o grietas y que la goma no esté demasiado endurecida o quebradiza, por ejemplo - afectan a su funcionamiento y capacidad directa para mantener el coche en contacto con la carretera.

Una presión correcta asegura que el vehículo apoye adecuadamente sobre el asfalto y evita o minimiza las vibraciones en la dirección, el ruido y el desgaste irregular de los neumáticos. También contribuye a una mejor estabilidad y aumenta la efectividad de las frenadas.

Pero, además, que los neumáticos estén correctamente hinchados, contribuye a un menor consumo de combustible y esto conlleva a un ahorro económico directo. Precisamente la aplicación TireCheck muestra valores monetarios aproximados del incremento del gasto en combustible como mecanismo para concienciar a través de valores contables.