ZF anunció la presentación de ZF coPILOT, un sistema de asistencia a la conducción inteligente (ADAS) de última generación, que permitirá mejoras en cuanto a seguridad y comodidad de conducción. Con toda la potencia de la inteligencia artificial (AI) y equipados con un amplio conjunto de sensores, los vehículos pueden realizar varias funciones de conducción automatizadas, especialmente en autopistas.

Además, ZF coPILOT se puede utilizar con comandos de voz, y está diseñado para reconocer las condiciones de tráfico, detectar la conducción del vehículo y supervisar al conductor, lo que permite adelantarse a situaciones peligrosas con intervención de control activo. ZF coPILOT cuenta con un ordenador central ZF ProAI y la plataforma Nvidia Drive. Está preparado para su producción en serie y estará disponible a partir de 2021.

“El ZF coPILOT está equipado con inteligencia artificial, un conjunto de sensores de 360°, el potente ordenador central ZF ProAI y la plataforma Drive de Nvidia, para ofrecer funciones de seguridad que superan el rendimiento de un sistema de nivel 2 regular para conducción semiautomática. Esto nos permite lograr una mejor calidad en conducción semiautomatizada”, expresó Torsten Gollewski, director de Soluciones de Movilidad Automatizada de ZF.

El vehículo de demostración de ZF coPILOT puede realizar maniobras de conducción específicas de manera autónoma, por ejemplo, entrar y salir de las autopistas en las condiciones dadas. Para una conducción en autopista más relajada, el ZF coPILOT combina un control de crucero avanzado con asistencia de dirección activa y asistencia de carril. Asimismo, el ZF coPILOT puede cambiar de carril, adelantar y volver a su carril de manera proactiva. En este sentido, el sistema puede analizar continuamente el entorno del vehículo, para reconocer a transeúntes, el tráfico y las intersecciones que se aproximan.

El ZF coPILOT también está equipado con sensores y funciones que supervisan al conductor, y puede emitir advertencias en caso de situaciones potencialmente peligrosas. Por ejemplo, si el conductor se distrajese, no estuviese concentrado en el tráfico o mostrase signos de somnolencia. Además de la guía inteligente en ruta "MyRoute" -una función de mapa que reconoce las rutas frecuentes- el ZF coPILOT está equipado con reconocimiento de voz para que el conductor pueda habilitar, operar y deshabilitar las funciones de asistencia mediante comandos de voz, si desea conducir de manera manual.

El conjunto de sensores ZF en el vehículo de demostración consta de un radar frontal, radares en las cuatro esquinas y un total de ocho cámaras. Dos cámaras apuntan hacia delante y una hacia atrás, dos están integradas en cada espejo lateral y una supervisa al conductor.

A fin de evaluar la gran cantidad de datos recopilados en tiempo real por el conjunto de sensores, se requiere una potencia de procesamiento de alto rendimiento. Esta es la función que cumple  el ordenador central ZF ProAI Gen2, que alimenta al ZF coPILOT. Con los potentes cálculos de bajo consumo del procesador Nvidia Drive Xavier en su interior,el ZF ProAI puede integrar y controlar completamente los algoritmos preaprendidos para todas las funciones de asistencia a la conducción. El sistema es flexible, escalable y se puede actualizar de manera continua. Si se desea, los fabricantes de automóviles pueden incorporar otras características y funciones propias o aquellas desarrolladas por ZF.