Carrocería y Pintura

Volvo Cars y SSAB investigan el acero sin combustibles fósiles

El objetivo del proyecto Hybrit es reemplazar el carbón de coque, materia prima hasta ahora necesaria para fabricar acero a base de mineral de hierro, por hidrógeno y electricidad sin fósiles.
volvo cars ssab acero
volvo cars ssab acero

Volvo Cars se asocia con el fabricante de acero sueco SSAB, dentro de su iniciativa Hybrit, para investigar de forma conjunta el desarrollo de acero de alta calidad sin combustibles fósiles para el uso en el sector de la automoción.

Los padres de Hybrit son SSAB, el productor de mineral de hierro LKAB y la compañía eléctrica Vattenfall. Su objetivo es reemplazar el carbón de coque, una materia prima hasta ahora necesaria para fabricar acero a base de mineral de hierro, por hidrógeno y electricidad sin fósiles. El resultado previsto es la primera tecnología de fabricación de acero sin de combustibles fósiles del mundo, cuya huella de carbono es prácticamente nula.

Dentro de este proyecto de colaboración, Volvo Cars será el primer fabricante de automóviles en adquirir el acero de SSAB fabricado con hierro reducido por hidrógeno procedente de la fábrica piloto de Hybrit, ubicada en Luleå (Suecia). Este acero se utilizará para realizar pruebas y es posible que se use en un 'concept car'.

La industria global del acero es responsable de alrededor del 7% de las emisiones mundiales directas de dióxido de carbono debido a que, actualmente, en el sector predomina el uso de una tecnología de fabricación de acero basada en el mineral de hierro, que requiere altos hornos alimentados por carbón de coque.

Para Volvo Cars, las emisiones de CO2 relacionadas con la producción de hierro y acero para sus vehículos representan alrededor del 35% en el caso de los vehículos de propulsión tradicional, y del 20% en el caso de los vehículos eléctricos del total de emisiones de CO2 derivadas de los materiales y la producción de los componentes destinados a los vehículos.

El proyecto de colaboración con SSAB es la iniciativa más reciente que secunda el plan general de acción climática de Volvo Cars, cuyo elemento clave es convertirse, antes de 2030, en un fabricante de vehículos exclusivamente eléctricos. Este plan también se ocupa de las emisiones de carbono de las operaciones generales de la empresa y su cadena de suministro, así como del reciclaje y reutilización de los materiales. Para 2040, Volvo Cars quiere ser una empresa sin impacto sobre el clima.

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos