Empresas

La planta de Zaragoza de Mann+Hummel aspira a ser “cero vertedero” en 2023

En 2019 consiguió una tasa de reciclaje de casi el 99%, mientras que en 2020 solo el 2,05% de sus residuos fueron destinados a vertedero.
reciclaje mann hummel
reciclaje mann hummel

Los Estados miembro de la Unión Europea deberán limitar el uso del vertedero a un máximo del 10% de residuos para 2035. A nivel ciudadano o empresarial, este objetivo marcado por Bruselas va a implicar una mayor exigencia de separación en origen y correcto tratamiento de los residuos.

Compañías como Mann+Hummel Ibérica llevan ya años trabajando en su plan “vertedero cero”. “Nuestra estrategia en medio ambiente para 2018-2023 contempla conseguir la totalidad de reciclabilidad de los residuos. En 2019 ya conseguimos una tasa de reciclaje de casi el 99%, mientras que en 2020 solo el 2,05% de nuestros residuos fueron destinados a vertedero, lo que supone una disminución de la tasa de reciclaje (97,95%), un descenso motivado por la introducción en la compañía de la gestión de las mascarillas como residuo biosanitario”, señalan desde la firma.

Durante el pasado año, la compañía con sede en Zaragoza registró una reducción del volumen de residuos del 15,5%, lo que implica una mejora en el aprovechamiento interno de los recursos. “Nuestro porcentaje de residuos continúa año tras año su avance hacia el objetivo estratégico 'cero vertedero', un objetivo que esperamos conseguir antes de 2023”, afirman desde Mann+Hummel Ibérica.

Para ello, la empresa busca siempre una gestión lo más sostenible posible para cada tipo de residuo, promoviendo el consumo responsable, la reutilización interna del desecho y el reciclado externo de todo aquello que no se puede aprovechar internamente. Dentro de las opciones de tratamiento sostenible (reciclaje o valorización energética) se priorizan siempre opciones de reciclaje si están disponibles.

Además, como parte de su estrategia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, Mann+Hummel lbérica sigue apostando por la compactación de los residuos (piezas termoplásticas, papel y cartón, y sólidos inertes). Según sus responsables, “el 2,3% de los residuos que se generan en nuestra planta de producción se consideran peligrosos y, como tales, son manipulados por gestores específicamente autorizados para cada tipo de residuo. En 2020, se ha incluido en este tipo de residuos las mascarillas quirúrgicas utilizadas por los empleados para que éstas tengan un tratamiento adecuado y amigable con el medio ambiente”.

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos