La nueva compañía se llama DeLorean Aerospace. "Estamos trabajando en un prototipo (DeLorean DR-7) capaz de transportar dos pasajeros con una autonomía de unos 200 kilómetros," explica Paul DeLorean en Wired. E incluso, aunque todavía es pronto, DeLorean Aerospace aspira a que en el futuro el coche vuele de forma autónoma.

El coche volador de DeLorean todavía se encuentra en la fase de prototipo, igual que sucede con la mayoría de los modelos que todavía se encuentran en desarrollo, así que todavía falta un tiempo antes de que los coches voladores sean una realidad: los expertos no esperan que los primeros modelos estén listos hasta dentro de entre cinco y quince años.