La firma alemana EDAG exhibió durante el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra el prototipo de un coche con carrocería completamente impresa en 3D.

El prototipo, denominado Génesis, está inspirado en la biología de las tortugas, que cuentan con un caparazón que proporciona protección y amortiguación y es parte de la estructura ósea del animal.

El vehículo está impreso en una sola pieza, gracias a los grandes avances ocurridos dentro de la impresión 3D en los últimos años.

Remarcar, en este sentido, que se ha ideado un único cuerpo que, en teoría, podría imprimirse de una sola pasada, no requiriendo ensamblajes ni piezas de ningún tipo.

A pesar de que, en opinión de EDAG, aún estamos a varios años de alcanzar la producción completa de un chasis a partir de una sola impresión en 3D, compañías como Koenigsegg ya se están interesando en el concepto y lo estudian para el futuro.

"Imprimir un automóvil significaría no sólo reducción de costos, sino que también flexibilidad de diseño, producción fácil de partes dañadas y más importante aún, el uso de materiales ultra-ligeros", expresan.

Recordemos, no obstante, que los automóviles impresos en 3D son aún un proyecto, pues falta perfeccionar dicha impresión, ampliar la gama de materiales y la posibilidad de hacer piezas de mayor tamaño.

[iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/KzDh0jdL7DI" frameborder="0" allowfullscreen ]