Con la entrada del otoño, llegan las lluvias y el viento, el día oscurece antes y hay que encender las luces. Desde Aeca-ITV ofrecen en un post algunos consejos a los automovilistas para que la nueva estación no les pille con los deberes sin hacer.

  • Neumáticos, con buen pie. De las ruedas dependerá que el vehículo se agarre bien al suelo y se pueda evitar el aquaplanning o patinazo en la lluvia. Puede ser muy peligroso ya que puede hacer perder el control del vehículo. El aquaplaning depende de la climatología o del estado del asfalto, pero también de los neumáticos. Éstos tienen unos surcos diseñados para evacuar cierta cantidad de agua a una velocidad concreta. Conviene que tengan un dibujo de al menos 1,6 mm de profundidad. En caso de que el derrape sea inevitable, el conductor debe mantener la calma, levantar ligeramente el pedal del acelerador y mantener la dirección.
  • Luces... y acción. Ver y que te vean. Más ahora que anochece cada vez más pronto y se hace necesario circular con iluminación más tiempo. En las estaciones de ITV revisan las luces con minuciosidad por ser el defecto más grave en las inspecciones realizadas (24,9%). Mediante el regloscopio se comprueba la orientación de las luces de cruce y carretera. También se comprueba que estén homologados los dispositivos de iluminación y señalización, que tengan el número reglamentario de luces y estén en perfecto estado de funcionamiento todas ellas.
  • La batería o el corazón a punto. La batería es una de las partes del coche que más sufre por los cambios bruscos de temperatura. Aeca-ITV recomienda cambiarla en cuanto se noten síntomas de desgaste.
  • Echar el freno. Siempre hay que saber frenar y poder hacerlo. Por eso, es importante revisar las pastillas cada 25.000 kilómetros, el disco y el líquido. Se aconseja cambiarlo cada dos años. Si están en mal estado, se necesitará mayor distancia para frenar, y más en otoño sobre un pavimento mojado.
  • Líquido refrigerante. Tan importante como que va a depender de tener o no calefacción. También se encarga de mantener el motor a una temperatura constante. Comprobar el nivel.
  • Las escobillas, las más olvidadas. Y las que pueden evitar un buen susto, justo ahora que empieza a llover y se necesita el parabrisas limpio y despejado. Las altas temperaturas del verano han podido resecar las gomas. Por tanto, conviene comprobar que están en buen estado y que barren sin dejar suciedad.
  • La documentación. Forma parte de lo que no se puede olvidar: seguro, ITV pasada, permiso de circulación y su pegatina correspondiente en el parabrisas. Falsificar la pegatina es constitutivo de un delito penal y es castigado de acuerdo al Código Penal.
  • Protocolos y Plazos Covid. Con todos los protocolos y medidas de seguridad Covid activados, las estaciones de Aeca-ITV están abiertas y a pleno rendimiento. Así, se ha aumentado personal y horario para poder dar servicio a los vehículos que se quedaron confinados tras el Estado de Alarma del 14 de marzo.

El Gobierno decidió ampliar de manera escalonada la prórroga de la validez del certificado de ITV a todos aquellos conductores a los que les caducó durante el periodo de alarma (Orden SND/413/2020). Además, se aprobó una prórroga de tres meses para los vehículos cuya inspección técnica caduque entre el 21 de junio y el 31 de agosto. Pero todo vehículo que le caduque la ITV a partir del 1 de septiembre no dispone de ninguna prórroga y tiene que pasar la inspección como máximo en la fecha que le indica la documentación. La fecha de validez es la que consta en la tarjeta ITV y no contará, en ningún caso, la fecha de la prórroga del certificado concedida por la declaración del Estado de Alarma.