Thorium es un prototipo, diseñado por la empresa Laser Power Systems, cuya eficiencia se basa en el uso de uno de los minerales con mayor carga energética del planeta, el torio (Th). Así es como surge un vehículo que incorpora una turbina eléctrica alimentada por torio, lo cual permitiría al vehículo circular durante 100 años usando sólo ocho gramos de este material.

Un sólo gramo de torio equivaldría a unos 25.000 litros de gasolina. El torio es un mineral con gran capacidad energética y, en la actualidad, está en boca de todos como posible reemplazo del uranio para la producción de energía nuclear, recoge el último artículo del Blog Ruta 401 de Loctite.

Sin embargo, las primeras voces críticas contra el proyecto argumentan algunas razones por las cuales no sería viable. Así, para extraer energía del torio se necesitaría utilizar un reactor de sal fundida, que no se verán hasta el año 2024. Además, su instalación en vehículos sería inviable por cuestiones prácticas: el torio es un material radioactivo y, aunque es más seguro que el uranio o el plutonio, su instalación en vehículos no sería recomendada por cuestiones de seguridad obvias.

También está la duda de si realmente podría circular 100 años sin repostar. Según esta web, los datos de Laser Power Systems no son del todo correctos. Si se habla de energía producida, los 8 gramos de torio liberarían una energía de 70.000 kWh. Si se compara con un Tesla Roadster, sus 70 KWh permiten al vehículo circular durante 390 km. Por tanto, si el Tesla Roadster produjera 70.000 Kwh, su autonomía sería de 390.000 km, la misma que permitirían los 8 gramos de Torio. No parece que sea suficiente como para circular durante 100 años.