El último número de Anfac Research, publicado recientemente, realiza un análisis exhaustivo sobre la situación del vehículo industrial y los autobuses en España.

Una de las primeras conclusiones es que la acumulación de camiones antiguos, junto al crecimiento previsto del PIB en España para finales de este año, podrían suponer que 2014 marcase el inicio de la recuperación del vehículo industrial.

Del mismo modo, el informe de Anfac Research pone de manifiesto que las fábricas españolas de vehículos industriales están consiguiendo atraer inversiones y producción en un contexto difícil.

La diversificación de mercados es muy importante en este segmento, con Latinoamérica y Norte de África situándose detrás de la Unión Europea. De hecho, el 88% de los vehículos industriales que se producen en España se destinarán a la exportación.

A pesar de estas tendencias positivas, el mercado de camiones atraviesa por serias dificultades, pues entre 2008 y 2011 desaparecieron 20.000 empresas de transporte de mercancías por carretera.

A día de hoy, además, todavía persiste un problema que impide una recuperación más rápida: las pymes y autónomos están sufriendo de manera especial la falta de crédito. Esta circunstancia provoca que autónomos se estén quedando fuera del mercado de camiones.