El Ministerio de Fomento está negociando con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) un fondo de 200 millones de euros que permita otorgar ayudas para el achatarramiento y adquisición de nuevos vehículos de transporte de viajeros y mercancías por carretera.

El fondo apoyará la renovación de flotas de autobuses y camiones, facilitando financiación al 50% con las entidades financieras. Además, habilitará una línea de 10.000 euros para el achatarramiento de los vehículos antiguos.

Así lo transmitió el director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Joaquín del Moral, a la patronal de empresas de transporte en autobús Asintra en la última reunión de su junta directiva.

Durante el encuentro, el dirigente de Fomento se refirió al anteproyecto de Ley de Desindexación de la Economía Española para explicar que, en virtud de la misma, será preciso establecer un nuevo sistema de revisión de los precios de los servicios regulares de uso general.

El precio del billete de autobús interurbano se venía actualizando en función de una fórmula automática de revisión que el sector y el gobierno pactaron hace una década, mediante la cual nuevo precio se calculaba en función del IPC y el volumen de pasajeros, entrando en vigor el 1 de abril de cada año.

También se abordó la nueva regulación del tacógrafo, cuyo objetivo es "dificultar el fraude y reducir la carga administrativa". Para ello, se introducirá un tacógrafo inteligente, conectado vía GPS, y una serie de nuevas medidas reguladoras, informó Asintra.