Alcodiésel, en Villarrobledo (Albacete), se acaba de sumar a la red oficial de asistencia como MAN Truck & Bus Service. Después de 20 años de estrecha relación celebró, junto a 120 invitados, una jornada de puertas abiertas el pasado otoño. De este modo se dieron a conocer las nuevas instalaciones, que cuentan con más de 1.000 metros cuadrados de taller y dos campas para exposición y depósito de vehículos, con las que MAN asegura la cercanía al cliente de la zona.

El nuevo punto de servicio oficial del fabricante alemán se encuentra en la Avenida Picasent, 8, junto a la N-310 y muy cerca de dos vías importantes, como son la N-301 y de la AP-36, así como de la Autovía de los Viñedos.

Ángel Fernández, su gerente, apunta que “disponemos de once personas para ofrecer todos los servicios, incluido el tacógrafo. Hemos renovado el taller por completo. Una reforma completa que nos permitirá estar aún más cerca del cliente”, tal y como viene sucediendo desde 1997.