El Estudio sobre contribución de la ITV a la Seguridad Vial y el Medio Ambiente demuestra que las ITV evitan al año 133 víctimas mortales, cerca de 12.100 heridos y 17.700 accidentes, mientras que las muertes prematuras evitadas por exposición a contaminantes atmosféricos pueden evaluarse en unas 406 al año. Además, el beneficio social de la ITV se estima en 815 millones de euros anuales, muy por encima del coste de la inspección para los ciudadanos.

Fueron dos horas de reunión en las que el director del Instituto de Seguridad de los Vehículos Automóviles (ISVA) de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), José Luis San Román, aportó datos alarmantes sobre los índices de absentismo: como media, un 20%, con ratios en los vehículos de transporte de mercancía ligeros de un 39,6% y en los ciclomotores y motocicletas de un 58,43%, como casos extremos.

La mejora de la seguridad vial urbana, “con el objetivo de alcanzar la máxima reducción de la siniestralidad en nuestras ciudades”, es una de las prioridades fundamentales de las actuales políticas de movilidad de la FEPM. Tal y como reconoció el secretario de las Comisiones de Trabajo de Transporte e Infraestructuras, Movilidad y Accesibilidad, Miguel Ángel Bonet, su consecución requiere de la implicación y colaboración de todos los agentes implicados, especialmente de Aeca-ITV, actor importante en la reducción de la siniestralidad, tal y como recoge el estudio.

Tanto desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos como desde la FEMP hubo un compromiso serio de colaboración. Así, Bonet valoró la posibilidad de propiciar que en todos los ayuntamientos se hagan campañas de prevención. Si bien la FEMP no puede legislar, sí puede hacer recomendaciones y sensibilizar sobre asuntos como la seguridad vial, el problema del absentismo o las emisiones contaminantes.

Igualmente, la FEMP pidió la colaboración de las empresas de ITV para poder cumplir con el compromiso del taxi accesible, regulado por el Real Decreto 1544/2007 y en cuyo artículo 8 se establece que, en todos los municipios, los ayuntamientos promoverán que al menos un 5%, o fracción, de las licencias de taxi, sea para vehículos adaptados. Esta disposición está en vigor desde el 5 de diciembre de 2017. Tanto Aeca-ITV como la FEMP entendieron la importancia de un transporte accesible regulado y que cumpla la normativa, tal y como ya se hace con el transporte escolar.

Cabe destacar, por otro lado, que este encuentro se enmarca dentro del calendario de reuniones informativas que los miembros de la Junta Directiva de Aeca-ITV, junto con los responsables del Estudio, están manteniendo con altos cargos de la Administración Pública competentes en Industria, Tráfico, Medio Ambiente y Salud, y en las que se les presenta el informe y sus conclusiones.