España aspira a volver a situarse lo antes posible entre los diez mayores fabricantes de automóviles del mundo, después de que el pasado año abandonara el 'top ten' y cayera hasta la décimo segunda posición.

En palabras de David Barrientos, director de Comunicación de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), España terminó en undécimo lugar la primera mitad de este año al superar a Rusia en fabricación de automóviles, lo que le ha permitido además acercarse a Canadá, que ocupa la décima plaza.

Nuestro país salió el pasado año del ranking de los diez mayores fabricantes de automóviles del mundo, al caer del noveno al décimo segundo puesto, aunque logró mantener su posición como segundo fabricante de automóviles de la Unión Europea - tras Alemania -, según datos de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).