Ifema seleccionó a Applus para la realización del control de admisión de los vehículos expuestos en el Salón del Vehículo de Ocasión (13 y 14 de noviembre), bajo su actualizado programa Applus VO.

Todos los automóviles seleccionados para formar parte de la exposición del Salón del Vehículo de Ocasión deberán superar esta revisión como control de admisión. En caso de no superarla, serán rechazados. 

Applus aplicará, para ello, un protocolo normalizado en el que sus técnicos revisan todos los elementos de seguridad del vehículo de igual forma, garantizando los mismos criterios de aceptación y rechazo.

Dicho protocolo incluye la revisión de 100 puntos clave del mantenimiento mínimo del vehículo, para evaluar si cumple con unos estándares concretos de seguridad, fiabilidad mecánica, estética y comercialización.

Entre otros aspectos, se llevará a cabo el reglaje de faros y se revisará si la carrocería ha experimentado alguna reparación de chapa o pintura y, en caso afirmativo, si ésta intervención ha sido realizada correctamente.

Además, se rechazarán los automóviles que hayan sufrido un golpe estructural o que tengan reparaciones de soldadura defectuosa y se evaluarán la suspensión y los neumáticos.

Las revisiones, que se realizarán en la explanada trasera del pabellón 5 de Ifema, comenzarán los dos días previos a la celebración del salón, cuando se produce la entrada de los vehículos a los pabellones, muchos de ellos procedentes de flotas, renting o kilómetro cero. 

Del mismo modo, durante el resto de días de celebración, Applus seguirá haciendo este servicio ya que, cada vez que se venda un automóvil será sustituido por otro, renovando la oferta del certamen constantemente con nuevas unidades que, igualmente, tendrán que superar el control.