El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado el lunes 15 de este mes de julio, en el Boletín Oficial del Estado (BOE), una resolución mediante la que se incrementa en 2,76 millones de euros el Plan PIVE 2 utilizando los remanentes del Plan PIVE inicial.


La segunda edición del Plan PIVE contaba con un presupuesto de 150 millones de euros dirigidos al incentivo para la compra de automóviles nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo. El incremento presupuestario, entrará en vigor un día después de su publicación en el BOE y se produce tras su aprobación por parte del consejo de administración del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).
Los fondos de este Plan están cercanos a su finalización, ya que esta iniciativa contemplaba ayudas a la compra de 150.000 vehículos y, según los datos facilitados a la prensa por el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ya se han registrado más de 140.000 solicitudes, lo que hace suponer que los fondos se acabarán el próximo mes de septiembre.

De hecho, como informamos en esta web, tres de cada diez compañías españolas piden su incorporación a la posible prórroga del Plan Pive 2, cuyas ayudas están prácticamente agotadas, para así frenar la caída libre que vienen protagonizando las matriculaciones de este canal en lo que va de año, según revela el Barómetro del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por la compañía de renting Arval.

El Plan Pive ha paliado la caída de las ventas, ha mitigado la situación de crisis y ha generado una recaudación fiscal superior a su presupuesto de 150 millones de euros, por lo que ha sido muy beneficioso para el sector.