Ana Ávila, secretaria general de Cetraa, y Nuria Álvarez, responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de Conepa, han participado en el programa de sesiones de Sicur Especial Covid, que se está celebrando bajo la organización de Ifema del 1 de julio y el 30 de septiembre. Se trata de un monográfico de Sicur, Feria Internacional de la Seguridad Integral, dedicada en esta edición especial a dar a conocer las soluciones, equipos, productos y proveedores, así como los protocolos y medidas, necesarios para la adaptación de edificios, fábricas, oficinas, talleres y todo tipo de establecimientos y negocios al escenario presente.

Durante su intervención, Ana Ávila y Nuria Álvarez han hecho referencia a la Guía de actuación en materia preventiva por causa del Covid-19 en los talleres de mantenimiento y reparación de automóviles, elaborada por Cetraa y Conepa de manera consensuada con los sindicatos UGT y CC.OO.

nuria alvarez conepa

“En medio de la pandemia, los talleres se dieron cuenta de la cantidad de medidas que tenían que tomar para prevenir en sus instalaciones el contagio del virus en un momento en que no se sabía nada. Las asociaciones de talleres nos dimos cuenta de que era una exigencia de nuestros talleres darles una respuesta y aconsejarles sobre lo que tenían que hacer”, ha explicado Nuria Álvarez, para añadir que desde las asociaciones “dábamos unas directrices muy similares por lo que decidimos hacerlo en común”. La guía ha tenido un “gran éxito”, según la responsable de Conepa. “Tanto en los talleres asociados como en cualquier otro tipo de taller se ha tomado como referencia. Estamos muy satisfechos, creemos que ha sido una gran ayuda”.

Por su parte, Ana Álvarez ha destacado que la colaboración entre Cetraa y Conepa ha sido “estupenda”. “Firmamos a primeros de año una alianza estratégica con el fin de representar a los talleres y, ante la situación de pandemia, ejecutamos esta acción para ayudar a todos los talleres, a quienes les preocupaba la responsabilidad sobre la seguridad de los propios trabajadores y también de los clientes”. Según la secretaria general de Cetraa, es una guía que sirve para otros sectores en cuanto a la parte básica de protección ante el Covid-19, aunque la diferencia es que hay medidas específicas para los talleres y sus áreas de trabajo.

La reacción en el sector ante las nuevas medidas de seguridad y prevención ha sido “magnífica”, ha subrayado Nuria Álvarez, “no sólo de los talleres, sino también de sus servicios de prevención”. La responsable de Relaciones Institucionales de Conepa también ha hecho hincapié en que lo primero que hicieron muchos talleres fue ofrecer sus propios EPIs a los sanitarios. “Se han tenido que buscar proveedores con material homologado y desde las asociaciones se han hecho compras en conjunto; ahora el problema de los EPIs está bastante resuelto. Además, en el caso de los talleres, había que hacer coexistir los EPIs nuevos para el virus con los tradicionales para su trabajo (labores de lijado, pintado,...).

ana alvarez cetraa

En palabras de Ana Álvarez, junto con la obligatoriedad de los EPIs, se han tenido que tomar medidas de desinfección tanto del taller como de los vehículos, cumplir con la distancia de seguridad, ofrecer citas previas, reducir la gestión documental o hacer una diagnosis remota del vehículo, entre otras, para garantizar la seguridad. En este sentido, la guía va evolucionando hacia nuevas medidas de prevención que se van conociendo todos los días. “Los talleres, que se han visto obligados a acogerse a ERTEs por la falta de actividad, han tenido que adecuar el personal para el trabajo que había. Han evolucionado muy bien durante la pandemia, cumpliendo todo lo que se les pedía desde las administraciones y también los propios usuarios, para transmitirles confianza al llevar su coche al taller”.

También han hecho referencia las ponentes a la necesidad de acudir al taller tras el obligado parón de la movilidad. “Los coches son máquinas que necesitan un mantenimiento siempre”, ha señalado Nuria Álvarez. “Los talleres no están desbordados de trabajo, pero sí han notado un aumento de la actividad por la llegada de los movimientos vacacionales de verano, la obligatoriedad de pasar la ITV tras el confinamiento y la preferencia del coche particular frente a otros medios de transporte”.

Finalmente, Ana Álvarez ha hecho un llamamiento a la tranquilidad de los usuarios. “Tienen que saber que los talleres legales están perfectamente preparados, no sólo con nuestra guía y nuestros carteles, sino porque son profesionales muy formados y concienciados que saben lo que está en juego. En los talleres clandestinos no van a asegurar nada de esto, ya no sólo en la parte de mecánica, sino en la seguridad ante el Covid-19 que es ahora lo que más preocupados nos puede tener”.