Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la capital granadina a un varón de 51 años acusado de manipular el kilometraje de un turismo que vendió en su concesionario a una mujer y defraudar con ello unos 2.400 euros.

Según fuentes de la Policía, una mujer interpuso días atrás una denuncia en la Comisaría Provincial, manifestando haber sido víctima de una estafa en un concesionario de compraventa de automóviles.

En la misma aseguraba la adquisición de un coche por 8.600 euros con 92.000 kilómetros. Posteriormente el vehículo se averió en dos ocasiones, la primera reparada por un coste de unos 1.000 euros. La segunda ya no pudo hacerse cargo al ser demasiada cara la reparación.

La mujer comenzó entonces a sospechar del vendedor del vehículo y del kilometraje del coche que había comprado, por lo que solicitó un peritaje por parte de un técnico, quien comprobó que no podía tener el kilometraje que marcaba el cuentakilómetros.

Seguidamente, los agentes investigaron los hechos denunciados, comprobando cómo el turismo que había adquirido la denunciante había sido vendido hace unos años por unos 5.500 euros y con unos 210.000 kilómetros.

Ante esto, los investigadores citaron al responsable del concesionario, quien, una vez en dependencias policiales, manifestó de forma voluntaria que efectivamente había manipulado el cuentakilómetros del turismo.