La mayor parte de los ciudadanos de Madrid, concretamente el 71%, considera que la solución para minimizar los niveles de contaminación existentes en la urbe pasa por fomentar el uso de tecnologías no contaminantes, no sólo en los vehículos públicos sino también en los privados.

 

De hecho, el Ayuntamiento de Madrid ha activado recientemente por primera vez el protocolo contra la alta polución en la capital, un conjunto de medidas que fueron aprobadas el pasado mes de marzo como medio para reducir los picos en los niveles de dióxido de nitrógeno, y que se han disparado estos días en Madrid.

Según los datos de la II Radiografía de los hábitos de movilidad de los españoles realizada por el Foro de Movilidad promovido por Alphabet, compañía de renting, gestión de flotas y movilidad corporativa, el 80% de los residentes en el área metropolitana de Madrid reconoce su interés por utilizar el vehículo eléctrico para sus desplazamientos habituales.

Otra de las medidas principales para reducir los altos niveles de contaminación podría ser la implantación de tecnologías no contaminantes en el transporte público. No en vano, el 98% de los madrileños apoyaría esta iniciativa en el caso que desde la Administración local se apostara por ello.

Pese a los actuales problemas de polución de la capital, lo cierto es que el vehículo privado es utilizado diariamente únicamente por 2 de cada 10 madrileños, siendo el metro (57%) y el autobús (55%), por este orden, los medios de transportes más utilizados en los desplazamientos diarios, tanto por la comodidad como también por el ahorro. Si se trata de acceder al centro de la ciudad, sólo el 20% de los madrileños optan por el uso del coche.

Este estudio refleja también la consolidación del coche compartido como método de desplazamiento, una de las medidas que podría ganar popularidad en el caso que el Ayuntamiento de Madrid decida elevar la fase del protocolo antipolución y restrinja la circulación en días alternos. A tenor de los resultados del estudio, un 46% de los madrileños han compartido coche en alguna ocasión siendo el ahorro y la comodidad los motivos principales.