Miguel Ángel Cuerno, presidente de la patronal de los recambistas ANCERA, afirma que han cerrado 200 especialistas en la distribución de piezas y accesorios para el tuning desde la entrada en vigor de un Real Decreto en 2010 que impide "colocar cualquier producto en el coche que no se llevara antes". La aprobación de este "decreto sin sentido" es como si se prohibiera el "tuning".

Este es uno de los asuntos que se abordarán en el XXV Congreso Nacional de ANCERA, en Málaga, al que asisten unos 300 congresistas: distribuidores, fabricantes de componentes y asociaciones de los diversos estamentos que componen la posventa del automóvil, para analizar este problema, en el que se perciben vías de solución, y otros problemas (alguno ya crónico en el sector).

Entre esos problemas, Miguel Ángel Cuerno ha destacado el desvío de clientes de las compañías aseguradoras a talleres que no son de la elección de los consumidores o la piratería de software y equipos de diagnosis.