El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, destacó en su comparecencia del jueves día 3 de octubre, durante la Comisión de Presupuestos del Congreso, que las medidas tributarias de estímulo al crecimiento tendrán una dotación cercana a los 2.000 millones de euros.

Entre estas medidas se encuentra el IVA de caja para pequeñas empresas, una deducción del 10% para la reinversión de beneficios y nuevos incentivos a la investigación y desarrollo.

El llamado 'IVA de caja', que permitirá según el Gobierno retrasar el pago del IVA hasta el momento del cobro de la factura, ha sido duramente criticado desde diversos medios, porque en la práctica será muy difícil que una mayoría de empresarios se acojan a este procedimiento.

Por otro lado, el secretario de Estado recalcó que los Presupuestos de 2014 son el preámbulo de una "gran reforma fiscal" que, a partir del próximo año, permitirá "impulsar aún más el crecimiento económico y de una forma sostenible".

El efecto de las reformas y los sacrificios realizados indican que no habrá subidas de impuestos adicionales para 2014.