Faconauto ha indicado que la aprobación en Consejo de Ministros del Paquete de Energía y Clima “contribuirá a trasladar certidumbre y confianza a los compradores”. Esto es posible, a su juicio, “porque finalmente se han eliminado referencias a prohibiciones de vehículos de combustión y se ha apostado por medidas a desarrollar con la colaboración del sector y la Administración”.

La patronal de los concesionarios ha valorado positivamente la redacción final de los textos, ya que considera que “es un buen punto de partida para que la transición hacia la descarbonización de la movilidad se realice de una manera ordenada y justa”, tal y como ha defendido, “ya que no se refiere, por el momento, a la prohibición de ninguna tecnología disponible”.

En concreto, Faconauto considera muy importante que se hable de reducción paulatina de las emisiones y que, además, se apunte específicamente a que se trabajará con el sector en medidas que contribuyan a introducir los vehículos de cero emisiones.

Asimismo, destaca que el Anteproyecto contextualice la descarbonización de movilidad de acuerdo con la normativa europea, ya que hay que evitar que se reproduzcan en el territorio nacional leyes de cambio climático como la de las Islas Baleares, que obstaculiza la unidad de mercado y podría incumplir el derecho de la Unión Europea.

“El Anteproyecto de Ley de Cambio Climático recoge, en gran medida, el enfoque que hemos defendido desde los concesionarios, que es, básicamente, que la transición hacia la descarbonización de la movilidad se haga de un modo razonable, justo para los ciudadanos y sin poner en duda ninguna de las tecnologías de las que disponemos. Esperamos que el texto presentado sirva para acabar con el clima negativo y de incertidumbre que hay alrededor del automóvil para que cambie la dinámica en las matriculaciones, que vienen cayendo desde hace medio año”, ha dicho el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

Por otro lado, Faconauto se muestra “esperanzado” de que, durante la futura tramitación parlamentaria, tras la celebración de las elecciones generales, se incluyan medidas “que aporten certidumbre a la vez que se renueva el envejecido parque de automóviles”.

En este sentido, la patronal coincide en el objetivo hacia la descarbonización. En palabras de su presidente, “para ello, proponemos una hoja de ruta para que, antes del horizonte 2030, se achatarren los vehículos con una antigüedad superior a diez años, para lo que se deberían tener en cuenta, dentro del presupuesto para impulsar la movilidad cero emisiones, incentivos suficientes para que todos los ciudadanos puedan acceder a esos vehículos, especialmente los de rentas medias y bajas”.