Las matriculaciones de turismos y todoterreno cayeron un 43,9% en la primera quincena de abril, hasta situarse en las 23.619 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

 

Dado que ya no es posible realizar reservas con cargo a los fondos del Pive 7, la patronal advierte que la vuelta a las cifras positivas depende de la aprobación inmediata de la octava edición del programa.

Sólo la continuidad de los planes de ayuda a la compra permitirá cerrar el año en el entorno de las 940.000 unidades para superar en 2016 la barrera psicológica del millón de unidades, que será donde se marcará el punto de inflexión definitivo para la recuperación.

Concretamente, las matriculaciones de particulares - los principales beneficiarios de las ayudas directas - cayeron un 10,5% en la primera mitad del mes, con 13.622 unidades comercializadas, lo que demuestra que a pesar de que se habla de recuperación gradual de la confianza y una cierta apertura del crédito, son todavía los incentivos a la compra los que sostienen las ventas; prueba de que las mejoras macro no se han trasladado todavía al bolsillo de las familias.

Las adquisiciones de las compañías alquiladoras marcaron las mayores caída, con un descenso del 83,8% en este periodo y un total de 3.158 unidades vendidas, teniendo en cuenta también que han reducido la inversión tras el periodo vacacional de Semana Santa. Las matriculaciones de empresas, por su parte, bajaron un 7,5%, hasta las 6.839 unidades.

Para el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, el sector del automóvil no debe estar permanentemente incentivado, pero ya estamos viendo que hasta que la curva económica se normalice del todo, serán las ayudas al comprador las que mantengan la inercia positiva de las ventas.

"Además, no estamos hablando de un gasto para el Estado, sino de una inversión rentable porque recupera más del doble vía impuestos, sobre todo IVA. Por no hablar que, al ser un plan de achatarramiento, impulsa la retirada de la circulación de los vehículos más antiguos, con el efecto positivo que tiene para el rejuvenecimiento del parque, la siniestralidad y el medio ambiente", indica acto seguido.