Representantes de las Comunidades Autónomas y de toda la cadena de valor del sector del automóvil participaron, el pasado 23 de noviembre, en la segunda reunión de la Mesa de Automoción presidida por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y a la que asistieron también el presidente de Aragón, Javier Lambán, el secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, y la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen.

Durante su intervención, la ministra anunció que el Gobierno tiene previsto movilizar unos 10.000 millones de euros durante los próximos tres años del nuevo mecanismo “Next Generation EU” para reactivar el sector de la automoción, lo que supone un 14% del total del presupuesto europeo. “La prioridad del Gobierno es desarrollar un ecosistema de movilidad sostenible, inteligente, segura y conectada, reforzando la industria automovilística española, y apoyar su descarbonización, conectividad, 5G, infraestructura de recarga y vehículos alternativos, con el objetivo de que sea una palanca para la recuperación económica y social en los próximos años”, destacó Maroto.

La ministra insistió, además, en que “la Mesa de la Automoción es fundamental para mantener un diálogo abierto y fluido con los principales actores del sector de automoción. Debemos entre todos definir proyectos tractores que nos permitan reforzar la competitividad de la industria automovilística española y afrontar el doble desafío de la transición digital y ecológica, generando riqueza y empleo y contribuyendo a la cohesión social y territorial”.

Por otro lado, Reyes Maroto explicó por vídeo-conferencia a los miembros de la Mesa de Automoción, entre los que se encontraban representantes de las asociaciones ANFAC, Sernauto, Faconauto y Ganvam, los proyectos tractores que se van a poner en marcha con los fondos europeos.

  • Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos, con un presupuesto de más de 6.000 millones de euros. Este plan incluye el establecimiento de zonas de bajas emisiones; el despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico, con el efecto tractor que supone sobre la industria de los bienes de equipo; el desarrollo de nuevos modelos de negocio; y la modernización del parque público con vehículos limpios.
  • Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable, que va a movilizar más de 1.500 millones de euros. El hidrógeno renovable será una de las palancas clave de reactivación económica ligadas a la transición energética, junto a otros ámbitos como el despliegue renovable, la movilidad sostenible y conectada o la rehabilitación energética.
  • Línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial, dotada con más de 1.200 millones de euros. Uno de los objetivos de esta medida es impulsar la modernización del ecosistema nacional de la industria de automoción, mediante la digitalización, el impulso de la conectividad y 5G y la mejora de la eficiencia energética de la cadena de valor.