DRiV es el nombre comercial de la futura empresa resultante de la compra de Federal Mogul por Tenneco. Una vez en funciones, DRiV será uno de los mayores proveedores mundiales de repuestos multilínea y multimarca y uno de los mayores proveedores mundiales de equipo original de suspensión y frenado para clientes del mercado de repuestos, vehículos ligeros y vehículos comerciales. DRiV tendrá su sede en el área metropolitana de Chicago.

“Es un día histórico, ahora que podemos anunciar el nombre y la identidad de la futura empresa”, manifestó Brian Kesseler, co-CEO de Tenneco y futuro presidente y CEO de DRiV. “DRiV será un nuevo negocio único, una empresa emergente de más de 6.000 millones de dólares, construida a partir de las fortalezas combinadas de Tenneco, Federal-Mogul y Öhlins, centrada en la innovación, el rendimiento, el desarrollo de la marca y el servicio al cliente. Nuestra escala global, nuestra respetada y duradera estabilidad de marcas de repuestos junto a nuestra larga colaboración con los principales fabricantes de equipos originales del mundo nos confieren una ventaja competitiva significativa. Estamos estratégicamente posicionados para capitalizar tendencias como el crecimiento de la suspensión inteligente, los nuevos modelos de movilidad y la evolución de la conducción autónoma”.

El negocio de mercado de repuestos de DRiV, que será conocido como “Motorparts”, desarrollará, fabricará y distribuirá una amplia cartera de productos en el mercado de repuestos de vehículos mundial. Con la adquisición de Federal-Mogul en 2018, la empresa ha creado una cartera de marcas como Monroe, Champion, Öhlins, Moog, Walker, Fel-Pro, Wagner, Ferodo, Rancho, Thrush, National, Sealed Power, Axios, Necto, Beru y otras.

Todo este proceso ya ha comenzado y ya se han nombrado los responsables de la compañía en cada país. En España y Portugal, será Egoitz Goiricelaya el encargado del mercado ibérico.

Tras la adquisición de Federal-Mogul en octubre de 2018, se espera que la división de Tenneco en dos empresas independientes esté completa en el segundo semestre de 2019. Después de la escisión, los negocios restantes de Tenneco se centrarán en la tecnología de sistemas de transmisión, y conservarán el nombre de Tenneco. Tras la división, la nueva Tenneco será una de las empresas de transmisión de potencia más grandes del mundo, y prestará servicios a los mercados de equipo original de todo el globo con soluciones de ingeniería que aborden el ahorro de combustible, la producción de potencia y los requisitos de contaminación por criterios para la transmisión por gasolina, diesel y eléctrica.